2.       Elige un buen color:

Los tintes que son dos tonos más claros u oscuros que tu tono de cabello, son los que se pueden teñir en casa sin complicaciones. (También aquellos que son muy claros y se quieren oscurecer) En el caso contrario de tener una melena castaña profunda y querer decolorar a un blonde platinado, les sugerimos que mejor NO lo intenten y lo dejen en manos de un experto, con la finalidad de evitar maltratar el pelo y lograr un resultado saludable. Un decolorado de ese tipo requiere varias sesiones de aclarado controlado.

3.       Revisa la formula del tinte:

¿Es la primera vez que pintarás el cabello en casa? Busca tintes semipermanentes que se quiten fácilmente, por si no te gusta el resultado, o escoge fórmulas sin peróxido ni amoniaco. La opción es que el tinte también este infusionado con ingredientes calmantes y aceites naturales que no sean muy abrasivos con tu cabello.

4.       Arma el set de trabajo:

¡Sí! Piensa que estás en tu propio salón de belleza y que necesitas un lugar amplio, con una mesa para colocar el tinte, el bol, las brochas, las pinzas y todo el resto de los utensilios, así como una llave con agua a la mano por si algo se mancha.

5.       Debes colocarte protección:

Nos referimos a que uses una camiseta vieja y una toalla que no te encanten, puesto que seguramente las vas a ensuciar. No te olvides de poner guantes y, como un extra, aplica vaselina en el crecimiento del pelo de la frente, el cuello y las orejas para no terminar llena de tinte.

6.       ¡Empieza a teñir!

Una vez que tienes el tinte preparado -siguiendo las instrucciones de la cajita al pie de la letra-, separa tu cabello en cuatro secciones (dos arriba y dos abajo) con ayuda de unas pinzas de plástico.

Luego, toma el tinte con la brocha y comienza a distribuirlo en la raíz, debido a que es la parte que más se tarda en pigmentar. Continua con el resto del pelo y antes de terminar, pídele ayuda a quien te acompañe por si te faltó poner tinte en alguna parte.

7.       Fijación final

Permite que el tinte actúe conforme a las indicaciones de la cajita y finaliza con un enjuague de agua fría. ¿Por qué? Las bajas temperaturas sellan las cutículas y logran que el tinte dure más tiempo. Enseguida, aplica un acondicionador poderoso, espera 5 minutos y vuelve a lavar con agua fría.

 

Y Listo! Ya tienes tu cabello tinturado naturalmente y en casa 

Una vez que tienes el tinte preparado -siguiendo las instrucciones de la cajita al pie de la letra-, separa tu cabello en cuatro secciones (dos arriba y dos abajo) con ayuda de unas pinzas de plástico.

Luego, toma el tinte con la brocha y comienza a distribuirlo en la raíz, debido a que es la parte que más se tarda en pigmentar. Continua con el resto del pelo y antes de terminar, pídele ayuda a quien te acompañe por si te faltó poner tinte en alguna parte.

  • Fijación final

Permite que el tinte actúe conforme a las indicaciones de la cajita y finaliza con un enjuague de agua fría. ¿Por qué? Las bajas temperaturas sellan las cutículas y logran que el tinte dure más tiempo. Enseguida, aplica un acondicionador poderoso, espera 5 minutos y vuelve a lavar con agua fría.

Y Listo! Ya tienes tu cabello tinturado naturalmente y en casa