Deseamos tener un pelo hermoso, pero conseguirlo tiene mucho que ver con los cuidados diarios que le damos a nuestro cabello. El uso de productos adecuados es fundamental para potenciar su belleza y hacer que luzca natural, una buena forma es por el champú, un producto que usamos a diario y que es muy importante escoger de forma acertada. Por eso te damos algunos consejos para que sepas cómo elegir el champú para tu tipo de pelo y potenciar toda su belleza.

Elegir el champú perfecto para tu tipo de pelo es muy importante, pues, bien escogido, este producto te ayudará a potenciar todas las cualidades positivas de tu cabello para hacer que siempre luzca hermoso.

1. En el caso del pelo rizado, el frizz o encrespamiento suele ser el peor enemigo. Por eso es importante elegir un champú cuya principal propiedad sea la hidratante. Muchos productos para pelos rizados incluyen ingredientes altamente hidratantes, destinados a favorecer este tipo de cabellos.

Si tus rizos son muy pronunciados evita aquellos productos que dan volumen extra, pues no los necesitas. En el caso de que sientas que tu champú no te hidrata lo suficiente, puedes aplicar a la botella un poco de aceite de coco para cabello, la diferencia se hará sentir permitiéndote lucir rizos más pronunciados y hermosos.

2. Aquellas personas que cuentan con un pelo extremamente liso y sin volumen, deben optar siempre por productos que ayuden a mejorar su apariencia. El champú para el volumen es la mejor alternativa, pues suele aumentar el cuerpo del pelo haciéndolo lucir mucho mejor. Evita el acondicionador, que lejos de ayudarte hará que tu pelo se apelmace perdiendo volumen.

 

Es importante que, además de elegir un buen champú, apliques todos los trucos para dar volumen al pelo liso, de esta forma conseguirás potenciar su apariencia.

3. Si tu pelo es más bien liso y graso la meta es controlar la producción de cebo en el cuero cabelludo, pero siempre cuidando no exagerar, pues pudieras acabar por secar tu pelo. Es importante adquirir un champú para el control de grasa y alternarlo con un champú para cabello normal en el caso de que laves tu pelo todos los días, de esta forma evitarás que se reseque. Usa cuatro días a la semana el de pelo graso y tres el de pelo normal.

En el caso de que laves tu cabello inter diario, entonces podrás usar siempre el champú para pelo graso. Evita lavar tu cabello con agua demasiado caliente, opta más bien por la fría para aumentar el brillo y mejorar su apariencia.

4. El pelo seco, maltratado o teñido requiere de productos especiales para su cuidado, por eso siempre debes elegir un champú, acondicionador y tratamiento que favorezca la hidratación y le aporte vitaminas y nutrientes a tu cabello.

Ingredientes como el aceite de almendras, el aguacate o el aceite de oliva son opciones frecuentes en la cosmética que pueden ser buenas alternativas. En el caso del cuidado del pelo teñido, es importante que el champú incluya de preferencia protección contra los rayos UV/UVA.

5. Aquellos cabellos que, independientemente de su constitución, estén enfrentando una caída importante, deben tratarse con productos especiales anticaída, no solo champú sino también acondicionador, crema para peinar, ampollas, mascarillas etc.

Aquellos champús que aportan volumen suelen ser útiles para mejorar el cuerpo del pelo, pero no frenan la pérdida de pelo, que es algo que también se requiere. En estos casos es mejor acudir a productos dermatológicos profesionales si se desea ver mejores resultados. Además, es importante saber cómo alimentarse para evitar la caída del pelo, pues lo que comemos influye de forma notable en su salud.

6. Recuerda que, en el caso de los champús y tratamientos capilares, mientras más se invierta en calidad mejores serán los resultados, por eso si está en tus posibilidades económicas intenta adquirir productos profesionales o semiprofesionales y verás los resultados.